La Marcha Rosa, por Puerto Clemente.

IMG-20131019-WA000

¡Hola a tod@s! Me llamo Puerto, una humilde corredora de este precioso club y quiero contaros mi experiencia en la I Marcha Rosa celebrada en Plasencia.

Aunque no soy una corredora habitual…. ( no hago carreras continuamente) me encanta calzarme las zapatillas y salir a recorrer la ciudad, camino de la isla tenemos paisajes estupendos para desconectar de un día duro de trabajo, o del estrés de la casa y que con dos pequeños “monstruitos” también hay que saber desconectar.

En octubre de 2013 fue la “Marcha Rosa” en Plasencia, una carrera preciosa… no por lo que corres si no por el motivo de la carrera. El club participó en la organización, era uno de los colaboradores y los chicos, como siempre, estuvieron a la altura (organizaron y animaron como nadie en cada punto).

Recuerdo que en un principio no quería correr la carrera, no había podido entrenar porque llevaba una operación en  mi cuerpo que aun me pasaba factura. Hasta unas horas antes de la carrera no decidí que ¡SÍ! correría fuera como fuese. Preparé la mochila, guardé mis zapas, mayas, calcetines… y mi camiseta ROSA. Esta vez no podía correr de azul, ese día… la marea tenia que ser ROSA.

Con mi mochila preparada… me metí en el coche, y todavía le iba diciendo a José Mari ( mi chico)

– yo creo q no, que no la voy a correr… –

El me animaba en todo momento a que saliera a correr… y aunque no lo tenia claro… la mochila iba conmigo.

Llegamos a la plaza mayor, donde ya prácticamente todo estaba preparado… Ahí ya me entraron los nervios y dije

– ¡¡¡Vaya que si corro !!! –

Con mi chico.

Con mi chico.

Nos fuimos al “Bar Español” a tomar un café y cuando mi chico y yo salimos… nos encontramos con la marea azul que lo estaba organizando todo, recuerdo que Antonio ( para mi “el rubio”, para otros “el mudo” jejeje) fue el primero que vino a saludarnos, nos contó como iba todo y se pusieron al lío. Yo los dejé y me fui a por el dorsal, (Número 2.265 ) charlé un poquito con las chicas de la asociación contra el cáncer y me fui a trabajar. Eran las cinco de la tarde y el comienzo de la carrera era a las siete y media, todavía me quedaban 2 horas y media para el comienzo. Llegué a la peluquería y le conté a mis compañeras lo que iba hacer, ellas enseguida se fueron a por sus dorsales, no correrían pero donaban el dinero. Tal fue la sorpresa de todos que se quedaron sin dorsales y en el pañuelito que regalaban empezaron a escribir los números como si fueran los dorsales, fue estupendo la cantidad que se alcanzo…
En la pelu no había nadie, pero la calle del sol… llenita de mujeres vestidas de rosa, ¿Dirección? La Plaza Mayor. Dieron las seis y media de la tarde y decidí empezar a cambiarme, quince minutos más tarde ya iba camino de la plaza más nerviosa de lo normal. ¿Me encontraría bien? Eso era lo que llevaba todo el  rato en mi mente. Llegué a la plaza y empecé a buscar a los chicos de azul (atletas populares ),  y allí estaban todos,  creo que también algo nerviosos. Recuerdo recibir un whasapp de  Layla (amiga del club) tampoco sabía si correr pero quedamos en la plaza debajo del arco de salida… ya no había marcha atrás. Lo bonito de las carreras llega ahora, cuando empiezas a ver a todo la gente, y lo mejor era que casi todos eran conocidos… Charlas con unos con otros e intentas que se vayan un poco los nervios… pero no se van (jajajaja). Y empiezas a escuchar eso de,

– no si yo no he entrenado solo la voy a rodar –

Luego en carrera, te das cuenta que te han mentido, jajaja.

Me encontré con Conchi Gil y su familia… que siempre es un placer estar con ellos, más que nada porque te hechas unas buenas risas (que buenas personas MADRE). Ya debajo del arco de salida casi todo preparado foto de rigor con mi chico… y a esperar junto a Layla y compañía a que den la salida. La marea azul se fue cada uno a un punto para que nadie tomara el camino equivocado.

Dieron la salida y eso fue como una avalancha… al principio te dejas llevar y como cogimos la calle Trujillo (es cuesta abajo jajajaja) todo iba bien, pasamos por El Cañón de la Salud y giramos hacia la derecha dirección Puerta de Coria, me costó coger el ritmo y la respiración y mi mente solo iba diciendo… (¡¡vamos Puerto… que aun no has pasado lo peor!!). Cuando llegamos a la glorieta de la Puerta de Coria, ya estaba mejor, conseguí coger mi ritmo y poco a poco empece a respirar mejor (pase de modo carrera a tope a modo trote cochinero…) y empezó lo bueno, subida por la Ronda del Salvador, por aquí había poca gente animando, pero dio la casualidad que de los pocos que había me conocían y lo malo fue que en lugar de animarme empezaron a hablarme…

– Pero Puerto… que haces tu aqui,  en la que te has metido y encima sola –

Que te digan eso y encima subiendo una cuesta… pues… como que no hace gracia… pero no se de donde saqué la fuerza para contestarle y pedirle que hablara menos y animara más) yo seguí corriendo y cuando ya llegamos a Los Arcos y giramos a la derecha dirección Parque de La Rana me dio como un subidón y comenzamos ya una bajada que no dejaríamos hasta la meta, llegué a la curva para tirar hacia el Teatro y ver a mi chico en ese punto con mi hijo Fernando ¡¡¡fue lo más!!! Cómo me animaron y lo mejor fue que mi hijo de 8 años, por aquel entonces, me dijo.:

– vamos mamá que la termino contigo –

IMG-20131020-WA001

Con mi hijo Fernando

Y así lo hizo el campeón, bajamos las traseras de la torre lucia para coger desde allí la Calle del Sol fueron momentos muy bonitos. También ver a todos los trabajadores de la calle donde tu trabajas, animando, es super chulo. Subida de adrenalina ya para coger desde allí la “Calle Los Vinos” dirección a La Catedral y subida a la Plaza por San Esteban.

IMG-20131020-WA004

Entrando en La Plaza.

En el momento que pise la Plaza me puse aplaudir como una tonta, cogí la mano de mi hijo y… hasta llegar a meta, que allí me esperaban las abuelas con mi hija Mara, estuvimos aplaudiendo como unas locas y con la lagrimilla en los ojos, por ver de nuevo correr a su hija. Es emocionante ver como se emociona tu madre cuando te ve hacer algo que te gusta, y es que sinceramente yo no corro para ganar… bueno si, para ganar si, pero a mi misma.

IMG-20131020-WA006

Con mis hijos

Dicen que correr es de cobardes pero oye, que yo no huyo de nadie, pienso más bien que es de locos, y lo divertido de todo esto es que hay muchos locos en esta vida, sin ir más lejos, el club al que pertenezco está lleno de “locos”, y lo bien que lo pasamos!!!

¡Nos vemos por las calles!

IMG-20131020-WA007

Un día inolvidable.

4 Comments

  1. Olé Puerto, eres la mejor!!!
    Te deseo muchos y más días como ese.

  2. Gran cronica Puerto. A seguir dandole.

  3. Vamos ahi, esa Puerto!!
    Ahora a seguir entrenando para próximo retos, que tu puedes guapa!!

  4. Gracias chicos, por vuestro animo… ya queda poco para el siguiente reto.

Deja un comentario

© 2017

Theme by Anders NorenUp ↑